Las dos grandes funciones de Lightroom, y creo las más importantes son: La organización de tus fotos y el revelado digital.

Muchos pensamos que la gran potencia de lightroom solo es su facilidad para editar y corregir nuestras imágenes, pero no, la organización es su gran potencial, aunque no está muy bien comprendido por la mayoría de los usuarios, en los próximos blogs, voy a explayarme más en este tema, te voy a mostrar lo que para mi son las mejores formas de usar los catálogos, carpetas, colecciones y palabras clave, y además me gustaría poder darte una gran ayuda en ordenar tu catálogo, claro, si es deseas hacerlo, aprovecha este espacio para poder compartir tus inquietudes dejandome un comentario abajo o escribiendome de forma personal al email.

En primer lugar, te voy a hablar de las 10 cosas que la mayoría no sabe de Lightroom.

# 1 – Tus fotos no estan “en” Lightroom

Cuando importas fotografías en Lightroom, en realidad no están siendo importadas “en” Lightroom. Ya que lo que se añade a lightroom son metadatos que describen o dan información de las fotos a una base de datos (llamado el catálogo), pensalo como un registro de texto, el cual tienen un enlace a ese archivo en el disco de almacenamiento de donde están tus fotografías. Las previsualizaciones también se almacenan junto al catálogo, para que puedas ver las fotos cuando los archivos originales están fuera de línea.

En mis talleres me gusta hacer la analogía con una biblioteca. En la biblioteca hay unas fichas con información de los libros que hay en una biblioteca, donde hay un poco de información sobre el libro y de la ubicación del estante donde se encuentra ese libro en cuestión, hasta incluso tiene una vista previa de la portada, pero que no contiene el libro en sí. El catálogo de Lightroom funciona de la misma manera.

Voy a hablar del concepto de catálogo con más detalle en un próximo blog, pero recorda esto: no elimines las fotos originales creyendo que están almacenadas de manera segura en Lightroom. Porque ahí no están!

# 2 – tus fotos no están escondidas en Lightroom

En este post vimos que debíamos hacer si lightroom nos indicaba que las fotos no estaban disponibles. Ahí comente que las fotos no se almacenan dentro de lightroom sin saber dónde están. Son archivos de imagen los que normalmente estan almacenados en una estructura de carpetas dentro de tu disco duro. Solo tenés que indicar a donde se van a almacenar cuando uses el apartado de importación de lightroom. Esto significa que no estarán solo cuando usamos Lightroom, sino que también sos responsable de cuidar de tus fotos por fuera del programa. Si moves esas fotos, o le cambias el nombre, o las eliminas por fuera de Lightroom, usando por ejemplo, el navegador de tu pc, vas a hacer muchos líos.

# 3 – Tus fotos no están “en la nube”.

Si usas una suscripción a Creative Cloud, sabrás que tenemos acceso a almacenamiento en la nube de adobe, y aunque hayas configurado que todas tus fotos estén sincronizadas en la nube, tengo que advertirte que Lightroom sólo sincroniza las vistas previas en baja resolución a la nube. Las fotos originales todavía van a estar en un disco de tu pc, y necesitas hacerle copias de seguridad. Por lo que todavía sos responsable de ellas.

# 4 – La copia de seguridad del Catálogo de Lightroom, no hace las copias de seguridad de tus fotos.

Habrás visto que cuando salis de Lightroom, probablemente te a salido una ventana pidiéndote que hagas una copia de seguridad, y probablemente le hayas dado clic a “backup”, creyendo que también estabas haciendo una copia de seguridad de todas tus fotografías. Pero cuando haces esto, estás pasando por alto una advertencia muy importante: Que la copia de seguridad del catálogo de Lightroom sólo realiza copias de seguridad del catálogo. No realiza copias de seguridad de sus fotos.

Es necesario tener un sistema de copia de seguridad sólida, y lo ideal es algo automatizado. El copiar y pegar en otra unidad manualmente y tener que recordar siempre cuando hacerlo, no parece ser un sistema de copia de seguridad fiable. Tampoco lo hace RAID, ojo!, de los sistemas RAID, tambien hablare en otro post más adelante. Y si alguna vez intentaste restaurar copias de seguridad desde la ubicación donde tienes la opciones de “hacer una segunda copia” en el diálogo de importación del programa, te habrás tirado de los pelos más de una vez.

Hay muchos programas de copia de seguridad disponible de forma gratuita y paga. Una opción fácil es CrashPlan. aca podes ver donde hablo específicamente de este tema

# 5 – Tenés que hacer una copia de seguridad del catálogo con Lightroom, incluso si ya haces tus propias copias de seguridad.

Aún si ya tenes tu propio sistema de copia de seguridad, es posible que tengas que hacer copias de los catálogos zipeados de la carpeta backup creadas por Lightroom también. fooooo ¿Por qué? estarás diciendo… Hay dos razones principales:

A. Muchos sistemas de copia de seguridad sobrescriben la copia de seguridad previa con la más reciente. Si tu catálogo se corrompe (algo relativamente raro, pero posible) o no te das cuenta que cometiste un error y no lo corregis inmediatamente (algo muy común!), cuando tu sistema de copia de seguridad se inicie, sobreescribe el catálogo correcto por el corrupto. El sistema de copia de seguridad de lightroom en cambio se maneja por la versión de la copia, significa que mantiene cada una de las copias de seguridad separadas, por lo que puede volver a una versión anterior en cualquier momento.

B. Los sistemas de copia de seguridad que crean copias de seguridad versionados, por ejemplo, time machine en mac, pueden funcionar mientras Lightroom está abierto, como resultado, la copia de seguridad se haga incorrectamente, ya que los archivos en uso no pueden copiarse. Por eso la copia de seguridad del catálogo de Lightroom, se ejecuta cuando cierra.

En caso de duda, deje que su sistema de copia de seguridad haga una copia de seguridad de las propias copias de seguridad que crea Lightroom.

# 6 – Mantené las fotos en Lightroom incluso cuando terminaste de editarlas

Si quitas fotos de Lightroom cuando las terminaste de editar o sólo añadiste algunas fotos específicas de una serie, este tipo de error es muy común con Lightroom, ya que creen que funciona como Photoshop. Este programa está diseñado para buscar y trabajar con todas tus fotos y no vas a poder hacer eso si siempre las quitas.

Algunas personas quitan las fotos después de terminar de editarlas, porque creen que su catálogo termine siendo demasiado grande. El catálogo más grande que yo uso es quizás de más de 100 mil imágenes, y sí, se está haciendo un poco grande para manejarlo. Pero la mayoría de los usuarios de Lightroom no tienen 100 mil imágenes de fotos. no te preocupes no ocupan tanto espacio como parece.

Algo obvio, no elimines las fotos originales de la pc cuando haya terminado de editarlas. Eso sería como tirar los negativos de tu camara analogica cuando ya hiciste una impresión, o tirar al tacho de la basura la partitura de una canción que acabas de terminar de grabar, si el espacio te preocupa intenta hacerte una copia en DNG con pérdida, es un 20% más que el mejor JPG que puedas crear, pero con las bondades de de un RAW.

A menos que estos archivos no sean realmente importantes, tiralos a la basura, sino no hay problema que estén en el catálogo.

# 7 – Agregar todas tus fotografías a Lightroom no significa que uses más espacio en el disco duro

Si las fotos ya están en el disco duro, no vas a duplicarlos al importarlas en el catálogo de Lightroom. En el cuadro de diálogo de importación, tenés que seleccionar “Añadir” para dejarlos en su ubicación actual, o “Mover” si queres cambiar de lugar en una nueva estructura de carpetas.

Una vez que las fotos se añaden al catálogo de Lightroom, tenés un montón de opciones. Podes mover todas las fotos a otro disco duro si empezas a quedarte sin espacio, o las podes dividir en múltiples unidades de disco duro. Las unidades de almacenamiento de archivos se pueden desconectar. Incluso si se divide en múltiples discos duros, Lightroom puede manejar todo esto en un único catálogo.

# 8 – A veces mover fotografías en Lightroom puede ser una mala idea

Muchos recomiendan para cambiar el nombre, mover o eliminar fotos hacerlo desde dentro de Lightroom, porque de lo contrario vas a romper los enlaces que te llevan a cada imagen. Pero hay una excepción. Si vos estás moviendo carpetas enteras que contengan grandes cantidades de datos, por ejemplo, estamos moviendo fotos viejas a otro disco duro, en realidad es más rápido y más seguro para moverlos usando la interfaz del sistema operativo y luego actualizar de inmediato los vínculos de Lightroom.

No existe el sistema perfecto, y una vez intentando mover muchos archivos a otra ubicación, sin explicación alguna, perdí todas las fotos, hasta el día de hoy sigo sin entender qué es lo que paso, aunque tengo mis sospechas con el disco el cual estaba formateado para usarse con Windows y yo lo estaba usando en mac con Tuxtera (un programa que sirve para poder usar almacenamientos en formato NTFS o FAT en dispositivos con MAC). Por suerte tenia una copia de seguridad de esos archivos, por eso IMPORTANTE hacer periódicamente copias de seguridad.

# 9 – No tenes que “Guardar” cuando hayas terminado de editar tus fotos.

Algo que diferencia a Photoshop y a muchos programas que editan fotos con Lightroom, es que no necesitas guardar los cambios de cada archivo. Lightroom es diferente. La base de datos se actualiza automáticamente cada vez que se mueve un control deslizante o actualizar los metadatos. Por lo que no tenes que hacer nada. Incluso si se apaga el sistema de repente.

Aunque existe un comando “Guardar metadatos en el archivo”, pero esto tampoco es un convencional guardar. Esto escribe los metadatos a la cabecera del archivo DNG (o a un archivo XMP sidecar, para los archivos RAW propietarios). Guardar los metadatos de los archivos entonces no toca los datos de la imagen, un “guardar como” seria cuando exportamos nuestras imágenes.

# 10 – No tenes que mantener todas tus fotografías exportadas.

Para ver las ediciones de Lightroom en otro software, o enviar su foto editada a otra persona, debes exportar las fotos de Lightroom como un archivo JPEG, TIFF o PSD, asi creas una copia de la imagen con los ajustes aplicados en el módulo revelar, por lo que el original no se toca en el proceso.

No es necesario mantener estas copias una vez que han cumplido su propósito. y Por qué no? Porque ya tenes las fotos originales y los registros del catálogo, por lo que vas a poder exportar otra copia idéntica cuando lo necesites, en exactamente el tamaño y el formato que quieras. Aunque no quita que quieras tener una carpeta organizada con las fotos editadas, o quizás para un proyecto.